El Cambio Trae Vida

From WagaWiki

Jump to: navigation, search

La naturaleza está llena de misterios ocultos, pero es necesario un buen par de ojos para descubrirlos.


La transformación de una fea oruga en una bella mariposa hace que la gente se maraville ante el poder del Creador. ¿Hemos alguna vez pensado en las amenazas que una mariposa debe enfrentar durante su ciclo vital?


Una hermosa transformación – El Ciclo Vital de una Mariposa


El ciclo vital de una mariposa consiste en cuatro etapas: Huevo, larva (oruga), pupa, mariposa.


Las mariposas comienzan su vida en forma de huevos. Al huevo le toma de dos a tres semanas eclosionar en una larva u oruga.


La oruga se alimenta de una gran cantidad de hojas. Durante su crecimiento muda de piel varias veces. Después teje una crisálida y se convierte en una pupa. Generalmente esta etapa dura de uno a dos meses.


Ocurren muchos cambios en la etapa de crisálida. Las alas, las patas y el resto de la mariposa se forman dentro de la crisálida. La pupa se vuelve cada vez más transparente. La oruga termina la milagrosa transformación en una bella mariposa en aproximadamente dos semanas.


Cuando concluye el período normal en forma de crisálida, la mariposa lucha por salir de la misma. Después de separarse completamente de ella, la mariposa expulsa líquido del extremo de su abdomen. Este líquido es el desecho acumulado durante su etapa de crisálida.


Expande sus alas al máximo y les hace entrar sangre a la fuerza. Después de que las alas se secan y se endurecen, vuela en busca de una pareja para extender el ciclo de la vida.


La pupa es la última etapa antes de emerger como una mariposa adulta. La mariposa es una criatura muy frágil, especialmente durante la etapa de pupa, pues sus movimientos en la crisálida son muy limitados. Se enfrenta a ataques fatales por parte de sus depredadores, como ser: aves, libélulas, arañas, iguanas, lagartijas, ratones y otros animales. Mientras más escamas caigan de sus alas, más se acortará su vida. Así que los niños que atrapan a mariposas en sus travesuras, de hecho están acortando su vida. Ya que la pupa es incapaz de evitar a depredadores potenciales, ésta tiende a estar bien camuflada.


Una hermosa mariposa recién emergida está ahora creando nueva belleza en el mundo. Evidentemente deberá desafiar al mal tiempo, a las condiciones ambientales cambiantes y siempre estar alerta a sus depredadores.


Reflexión:

Un hombre vio a una mariposa luchando por salir del capullo. Trató de ayudarla tomando un par de tijeras y abriendo la crisálida, para permitirle volar lo antes posible. Quién habría imaginado que la mariposa batiría sus alas unas cuantas veces, caería al suelo y se arrastraría. Incapacitada para volar, fue devorada por un ave poco después...


Cuando una mariposa logra salir de su pupa, debe pasar por un período de obscuridad y dolor. Nadie puede ayudarla a superar esto, pues cualquier ayuda resultará en su muerte.


De la misma forma, todos nosotros debemos experimentar cosas por nuestra cuenta mientras crecemos. Es imposible estar feliz todo el tiempo, y experimentar la tristeza no es necesariamente algo malo.


¿No nos dice acaso la Teoría de la Relatividad de Einstein que nada es absoluto en este mundo? ¿Que si hay yin, hay yang; si hay fealdad, hay belleza; si hay dificultad, hay simplicidad; si hay dolor, hay felicidad? Por lo tanto, debemos tomar los desafíos de la vida como oportunidades para enseñarnos a nosotros mismos a ser más fuertes, más reflexivos, más maduros y más seguros.

Personal tools